ADN de nuestro diseño

Inspiración

Bivouac. Deep Blue. Bathy. Sea Sky. Nombres con gran prestigio. Relojes de Favre-Leuba que pasaron a la historia de la medición del tiempo por lo innovador e inventivo de sus funciones, por haber explorado límites técnicos y abierto nuevos caminos y por mostrar una estética osada, singular y única.

Estas leyendas han sido la inspiración de Favre-Leuba a la hora de diseñar su nueva colección. Retomando elementos de diseño típicos, formas y colores, los ha traducido con destreza a los gustos actuales. El resultado: relojes con una imagen potente y, siempre, inconfundible. Relojes que expresan su naturaleza de instrumentos con determinadas utilidades, en la más pura tradición de Favre-Leuba.

ADN de nuestro diseño | Inspiración

Bivouac

Presentado en 1962, el Bivouac, el primer reloj de pulsera mecánico del mundo con barómetro aneroide para medir altitud y presión atmosférica.

ADN de nuestro diseño | Inspiración

DEEP BLUE

En 1963, a los tres años de la presentación del primer reloj de buceo fabricado en talleres propios, Favre Leuba lanzaba el modelo Deep Blue, impermeable hasta 200 m.

ADN de nuestro diseño | Inspiración

Bathy

En 1968, Favre-Leuba lanzó el Bathy, un modelo que —por vez primera en la historia de la relojería— mostraba no solo el tiempo de buceo, sino también la profundidad alcanzada en cada momento.

ADN de nuestro diseño | Inspiración

Sea Sky

Con su característico diseño de la caja en forma de almohada, el Sea Sky dejaba patente la transición a la década de los setenta.

ADN de nuestro diseño | Lenguaje formal

Tetradecágono

El bisel interior no es redondo sin más. Es, antes bien, un tetradecágono finamente labrado. Quizá no sea más que un pequeño detalle, pero aporta un intenso carácter técnico a los relojes de Favre-Leuba.

ADN de nuestro diseño | Lenguaje formal

Diseño de la caja

Las cajas pueden ser redondas o mostrar esa inconfundible forma de almohada, pero siempre se caracterizan por sus líneas claras. Como sus célebres referentes modélicos de las décadas de los sesenta y setenta. No es nunca un diseño recargado, pero sí expresivo. De un asa de la correa a la otra, el lateral de la caja dibuja un arco, semejando un puente.

ADN de nuestro diseño | Lenguaje formal

Manecillas

Son muy características. Ofrecen una legibilidad excelente en todas las situaciones. Incluso en la oscuridad. Justo lo que se espera de un reloj de Favre-Leuba.

ADN de nuestro diseño | Lenguaje formal

Índices

Los índices no son tampoco demasiado conservadores. Dan el tono a la esfera, la cual por lo demás está diseñada con criterio minimalista. Son toda una declaración de intenciones. Tienen tamaños generosos. Son rectangulares. Son aplicados de forma laboriosa. Son un rasgo distintivo a la vez que elemento funcional. 

Engineering


RAIDER
BIVOUAC 9000

Altímetro

La manecilla roja central indica la altitud señalando al bisel giratorio bidireccional que muestra una escala dividida en pasos de 50 m, hasta un total de 3000 m. Por tanto, una rotación entera de izquierda a derecha de la manecilla roja central indica un ascenso en altitud de 3000 m. Durante una escalada, la manecilla roja pequeña de la esfera interior situada a la altura de las tres en punto continúa también avanzando hasta que, tras contemplarse tres rotaciones de la manecilla central, llega hasta su destino definitivo, 9000 m sobre el nivel del mar.

Barómetro

El Bivouac 9000 puede también mostrar cambios en la presión atmosférica a la misma altitud. En la escala en hectopascales (hPa) de la esfera interior situada a la altura de las tres en punto, aparece indicada la presión atmosférica actual en una escala que va de 1013 a 300 hPa.

Indicador de la reserva de marcha

Junto con el altímetro y el barómetro, la esfera incluye también un indicador de la reserva de marcha, situado a la altura de las doce en punto. Por este medio, el usuario queda completamente advertido de cuándo hace falta dar cuerda al reloj una vez que el movimiento haya estado en marcha unas 65 horas. El mecanismo en que se basa el indicador de la reserva de marcha está diseñado de manera que pueda desempeñar su compleja tarea usando el menor número posible de componentes, con lo cual resulta tanto más fiable.


RAIDER
BATHY 120 MEMODEPTH

Function And Use Of The Depth Gauge

The 200m water resistant Raider Bathy 120 MemoDepth can indicate a diving depth of up to 120 meters. It performs this measurement with a simple but unconventional technique, wherein the water is allowed to enter the watch through a special chamber that houses a copper membrane. The perforation provided on the case back allows the water to enter this chamber, which is hermetically sealed from the one containing the watch movement, thereby protecting the watch while measuring vital information necessary during a dive.

The copper membrane temporarily deforms as a result of the increasing water pressure entering the chamber, and this information is registered by a mechanical contact sensor and relayed to the blue depth hands visible on the dial. The current depth of up to 120 m is read off using the central blue hand on a linear scale marked on the outer edge of the dial. A fine scale allows a detailed reading for the first 30 metres of depth. Two red markings between 3 and 6, and between 9 and 12 visible on the outer edge of the dial also indicate to the diver the most important decompression stops that should be undertaken during ascent.

Reading The Maximum Depth (MemoDepth)

The Raider Bathy 120 MemoDepth also has a memory function. The sub-dial at 3H shows the maximum depth you have reached during your dive. As the diver descends and the depth increases, the central as well as a the small blue hands rotate clockwise to indicate the current depth. A gear mechanism designed ensures that the pointer on the subdial stops at the maximum diving depth so that this maximum diving depth can be reliably read off on a graduated scale. Meanwhile, during an ascent, the central blue hand rotates anti-clockwise to indicate the current depth during the ascent.